En los últimos tiempos se esta hablando mucho sobre el etiquetado frontal en alimentos y bebidas. Y es que las sociedades están reclamando una buena y clara información nutricional en los alimentos.

En los últimos años, las formas de vivir de la gente han cambiado. En la actualidad la mayoría de las personas no cuentan solo con un trabajo sino con varios, y a eso es importante sumarle las actividades que cada uno hace como hobby, deportivas y educativas, sin dejar de contar el cuidado de sus respectivos hogares y de niños en caso que los hubiese.

Todo esto hace que la sociedad en su mayoría cada vez cuente con menor tiempo para realizar cosas que antes eran comunes como cocinar o encargarse de comprar productos meticulosamente seleccionados. En ese contexto, muchos van al supermercado que tenga más cerca y consumen los productos que allí se ofrecen sin cuestionarlos en muchos casos.

Y aquí se produce el primer peligro. Existen muchos alimentos, enlatados y bebidas que se venden de una forma pero en realidad poseen mucho más aditivos de los que la persona que lo está adquiriendo puede imaginar, con excesos de azúcares agregados, sodio y grasas saturadas, que pueden repercutir de forma directa en la salud. Aquí es donde la ley de etiquetado frontal cobra importancia.

Los alimentos en general no poseen el detalle de la cantidad de aditivos que poseen o en la mayoría de los casos sí pero no de manera clara para el consumidor.

Esto está representado en extensas etiquetas de minúsculas letras, con palabras que no todos comprenden a qué hacen referencia y con colores poco llamativos. El etiquetado frontal viene a ponerle fin a este problema, ya que permite que el consumidor pueda visualizar de forma rápida y sencilla cuáles son los excesos de dicho producto.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el etiquetado frontal es una herramienta “sencilla, práctica y efectiva que permite informar al consumidor sobre los productos que pueden dañar la salud y guiar a mejorar las decisiones de compra”.

Esto es sumamente importante ya que colaboraría a que las personas elijan sus productos no solo por gusto, sino también con conocimiento, al tiempo que sepan lo que están ingiriendo.

Hay muchos países que ya cuentan con una ley de etiquetado frontal que obliga a todos los productos envasados de venta en supermercados y tiendas de ultramarinos a recoger esta información en la cara frontal de su envase. Algunos de estos países son: Argentina, Chile, México, Perú, Uruguay, Ecuador, Bolivia, Colombia, Brasil, entre otros.

La ley de etiquetado frontal es muy necesaria. Los consumidores deben poder elegir libremente pero sabiendo qué es lo que van a consumir con exactitud.

Fuente: Conoce cuáles son los países del mundo que cuentan con una Ley de Etiquetado Frontal

Compartir

Adicionalmente, también puedes ver más publicaciones clasificadas entre Los Cinco Pilares:

Responsabilidad
Líder
Grupo
Actuación ética
Actuación eficiente

Para saber aún más

Noticias positivas

Noticias positivas

Vídeos para el cambio

Vídeos

Artículos con principios

Artículos

Suscríbete a nuestro Boletín