Un equipo de científicxs en Chernóbil descubren un hongo que se alimenta de radiación y la convierte en energía, siendo esta una fuente de energía renovable. Este hongo es del tipo Cryptococcus neoformans, y posé la capacidad de descomponer el material radioactivo que se acumula en los restos del reactores nuclear. Dicho hongo no solo es invulnerable a la radiación, sino que también la atrae.

La profesora Ekateri Daddachova de la Universidad de Saskatchewan y su equipo de trabajo han continuado investigando sobre estos hongos. Han llegado a la conclusión de que crecen más rápido con una presencia mayo de radiación que cualquier otro hongo. Esto es gracias a la melanina que tiene, este pigmento también se encuentra en los mamíferos porque es el causante de la coloración de la piel, pelo y ojos.

Para seguir con la investigación sobre estos hongos el Dr. Kasthuri Venkateswaran de la NASA envió ocho especies de estos hongos a la Estación Espacial Internacional,  para observar como reaccionaría los organismos en este entorno. Porque podrían proteger a los astronautas de las dañinas radiaciones. Los científicxs continúan estudiando el comportamiento de este organismo en el espacio.

Venkateswaran comentó: “Los hongos que crecen en el reactor de Chernóbil, son hongos radiotróficos, ricos en melanina. La melanina absorbe la radiación y la convierte en otras formas de energía (incluyendo la eléctrica). Nuestra investigación se centra en el uso de la melanina junto con el agua para convertir la radiación electromagnética en energía eléctrica. Esta tecnología puede encontrar su lugar en la biotecnología, ya que no es tóxica y es biocompatible”.

Fuente: Descubren un hongo que se alimenta de radiación y la convierte energía.

Para saber aún más

Noticias positivas

Noticias positivas

Vídeos para el cambio

Vídeos

Artículos con principios

Artículos

Suscríbete a nuestro Boletín