Un hombre consigue crear un oasis en medio del desierto.

Anand Dhawaj Negi, un  jubilado convertido en agricultor , ha dedicado más de dos décadas de su vida en convertir una parte del desierto de Himachal Pradesh en la India, en un verde oasis.

Negi trabajaba en el departamento financiero del gobierno a cargo del Programa de Desarrollo del Desierto. Tenían un proyecto para luchar contra la desertificación en los desiertos. Pero Negi se dio cuenta que ha pesar de invertir dinero en el proyecto, no había avances reales.

Negi se canso de las excusas que ponían los responsables del proyecto y decidió intentarlo el mismo. Pidió una excedencia y posteriormente se retiro de su trabajo para concentrar toda su energía en crear un oasis en el desierto.

Negi se encontró con muchos impedimentos hasta lograr su cometido.

Primero fracasaron las semillas que planto porque no tenían suficiente agua. Este problema lo solvento labrando la tierra en pendiente para conservar el agua de la lluvia y trabajó con las comunidades locales para crear canales de riego.

Su segundo problema surgió cuando se dio cuenta que el suelo arenoso carecía de los nutrientes necesarios para alimentar los cultivos que quería plantar. Lo soluciono poniendo en marcha una granja de unas 300 cabras  y mezcló su estiércol con lombrices para duplicar el contenido de nitrógeno de la tierra.

Tras conseguir cultivar una gran cantidad de plantas, incluso en las condiciones adversas del desierto, Negi empezó a plantar arboles ya que los consideraba esenciales para combatir el cambio climático.

«Mi primera prioridad aquí es la forestación. Los árboles de robinia son los más numerosos. Les siguen los sauces y los albaricoqueros silvestres. En cuanto a los árboles frutales y otros cultivos, incluidos los guisantes verdes, los cultivo sólo con fines de demostración para que la gente pueda reproducirlos» declaró Negi.

Con tan solo la ayuda de dos voluntarios, Negi consiguió convertir una parcela de más de 90 hectáreas de frío desierto en un oasis verde.

Lamentablemente Negi ya ha fallecido a la edad de 74 años pero siempre será recordado como un héroe y como la demostración de que nada es imposible.  La familia de Negi tiene previsto continuar su labor, pero ha pedido al gobierno que asuma la responsabilidad del oasis y ayude a su conservación.

Fuente: Un jubilado ha conseguido en dos décadas crear un oasis verde en medio del desierto.

Compartir

Adicionalmente, también puedes ver más publicaciones clasificadas entre Los Cinco Pilares:

Responsabilidad
Líder
Grupo
Actuación ética
Actuación eficiente

Suscríbete a nuestro Boletín