Una nueva investigación ha puesto de manifiesto que los seres humanos pueden vivir hasta 130 años o más, aunque actualmente la persona de mayor edad en el mundo constatada tiene 118 años.

La reciente investigación llevada a cabo por la revista Royal Society Open Science la cual ha realizado un análisis de datos de personas supercentenarias (110 años o más) y semisupercentenarias (105 años o más) ha llevado a pensar que la vida puede alargarse hasta los 150 años.

Si bien el riesgo de muerte generalmente crece con la edad, el análisis de estos investigadores muestra que el riesgo finalmente se estanca y se mantiene en un 50-50 % de posibilidades de vivir o fallecer.

«A partir de los 110, uno puede plantearse el vivir otro año como tirar una moneda al aire», dijo Anthony Davison, profesor de estadística en el Instituto Federal de Tecnología de Suiza en Lausana, que lideró el estudio.

En base a los datos disponibles, parece posible que los humanos puedan alcanzar los 130 años.

Sin embargo, aunque en la teoría podamos vivir más allá de los 130 años, eso no implica que algún humano lo consiga pronto.

Este estudio declara que antes de terminar este siglo, posiblemente algún humano habrá llegado a esa edad, porque probablemente habrán nuevos avances tecnológicos y científicos.

También influye tener unos hábitos de vida saludables:

  • Dieta equilibrada: una alimentación saludable se rige por incluir todos los alimentos contemplados en la pirámide nutricional, pero en las proporciones adecuadas y en la cantidad suficiente (no más) para mantener las necesidades nutricionales del organismo en función del consumo energético que éste realiza con la actividad diaria.
  • Hábitos tóxicos: el tabaco, el alcohol y las drogas inciden de forma muy negativa sobre la salud. La única tolerancia se refiere exclusivamente al vino o la cerveza.
  • Ejercicio físico: las recomendaciones generales determinan unos 30 minutos diarios de actividad física, siendo suficiente caminar a paso rápido durante este tiempo. Ello permite quemar las calorías sobrantes y fortalecer músculos y huesos, pero también ayuda a controlar la tensión arterial, el colesterol y los niveles de glucosa en sangre, además de contribuir a la eliminación del estrés y ayudar a dormir mejor.
  • Higiene: una higiene adecuada evita muchos problemas de salud: desde infecciones a problemas dentales o dermatológicos.
  • Productos tóxicos: son muchos los productos a los que la exposición del organismo, puntual o continuo, puede resultar en un serio riesgo para la salud. La contaminación ambiental de las ciudades está considerado como uno de los factores de riesgo más importantes para la salud.
  • Equilibrio mental: no se refiere a la existencia de enfermedades mentales, sino al estado de bienestar emocional y psicológico, necesario para mantener y desarrollar las capacidades cognitivas, las relaciones sociales y el afrontamiento de los retos personales y profesionales de la vida diaria. El estrés, el cansancio y la ansiedad son algunos de los factores que afectan a más personas.
  • Actividad social: las relaciones sociales son un aspecto fundamental para la salud del ser humano y, en consecuencia, para un envejecimiento saludable. El aislamiento social puede llevar a un deterioro gradual e irreversible de las capacidades físicas y mentales.

Por ahora, la persona que ha vivido más años es la francesa Jeanne Calment, que falleció en 1997 con la edad confirmada de 122 años. Actualmente, la persona de mayor edad verificada en el mundo es la japonesa Kane Tanaka, con 118 años.

Sin duda, una muy buena noticia para nosotros y nuestras generaciones futuras.

Fuente: Estudio plantea que los seres humanos son capaces de vivir más allá de los 130 años

Compartir

Adicionalmente, también puedes ver más publicaciones clasificadas entre Los Cinco Pilares:

Responsabilidad
Líder
Grupo
Actuación ética
Actuación eficiente

Suscríbete a nuestro Boletín