Es la primera vez en 20 años que Kenia reporta unos datos tan alentadores. Ningún rinoceronte muerto por la caza ilegal en Kenia durante el 2020.

Según el jefe del Servicio de Vida Silvestre de Kenia esto ha sido gracias al trabajo en equipo, porque la colaboración militar ha sido clave introduciendo servicios de inteligencia. En concreto, esta organización invirtió en operaciones muy específicas donde el fin era vigilar la ubicación exacta de los rinocerontes, para poder así protegen sus seguridad en todo momento y durante todo el año. Para ello, se ha comenzado la colocación de microchips a los rinocerontes para poder protegerlos e intervenir en la caza furtiva si se produjera. El Plan de Acción para la Recuperación del Rinoceronte Negro también incluye hacer muescas en las orejas y la colocación de transmisores en los cuernos, lo que permite rastrear a los rinocerontes en caso de que desaparezcan. El objetivo es convertir a Kenia en uno de los hábitats más seguros para la fauna salvaje intentando minimizar la caza furtiva.

Con este objetivo , también se ha visto reducido la caza furtiva de elefantes en Kenia. Con una cifra de trescientos cincuenta al año a sólo once en 2020, lo que demuestra el gran interés del país por eliminar la caza furtiva. El objetivo final es conseguir reducir las actividades de caza furtiva hasta prácticamente anularla en los próximos años.

Celebramos toda iniciativa que proteja la fauna salvajes y que fomente la conservación de la biodiversidad.

Fuente:Ningún rinoceronte muerto por la caza ilegal en Kenia

Para saber aún más

Noticias positivas

Noticias positivas

Vídeos para el cambio

Vídeos

Artículos con principios

Artículos

Suscríbete a nuestro Boletín