El gobierno del Reino Unido ha aprobado una ley que prohíbe la importación y exportación de aletas y productos de tiburón. La medida pretende preservar los tiburones, ya que algunas especies están al borde de la extinción.

El gobierno manifiesta que de las 500 especies de tiburones, 143 están en peligro.

El nuevo decreto fue comentado por el ministro de Medio Ambiente, Lord Zach Goldsmith. Quién señaló que la práctica del finning es increíblemente cruel y provoca la muerte de miles de tiburones.

Zach Goldsmith cree que esta medida no sólo ayudará a aumentar las poblaciones de tiburones, sino que también enviará una clara señal al mundo de que el Reino Unido no apoya la pesca que pone a las especies al borde de la extinción.

“Es alentador ver a Reino Unido abordar el comercio de aletas como un elemento de la sobrepesca: la principal amenaza para los tiburones y las rayas”. Así dice Ali Hood, Director de Conservación de Shark Trust. “Y estamos notando que esta nación está aumentando su participación en temas de conservación de tiburones nacionales e internacionales“.

De más de 500 variedades de tiburones, la UICN ahora enumera 143 como “bajo amenaza”, con varias especies que van desde “vulnerables” a “en peligro crítico”. Dos específicamente enumerados por el gobierno británico son el marrajo de aleta corta y el tiburón azul, ambos devastados por prácticas de pesca insostenibles.

Fuente: Gran Bretaña puso punto final a la comercialización de aletas de tiburón

Compartir

Adicionalmente, también puedes ver más publicaciones clasificadas entre Los Cinco Pilares:

Responsabilidad
Líder
Grupo
Actuación ética
Actuación eficiente

Suscríbete a nuestro Boletín