China ha conseguido salvar a su emblemático animal, el oso panda, que llevaba décadas en peligro de extinción.

Lo ha logrado estableciendo la red de reservas naturales donde tienen su hábitat los osos pandas.

En la década de los años 80, este animal empezó a declararse especie en peligro de extinción como consecuencia de la caza desmedida y la tala indiscriminada de bambú.

Hoy la población en libertad se eleva hasta 1,800 ejemplares y han logrado recuperar un 17 % de su población total en China.

Esta cifra les permite entrar a la clasificación de ‘especie vulnerable’  lo que supone que tendrán que seguir llevando a cabo esfuerzos para que se siga manteniendo esta cantidad.

El bambú constituye alrededor del 99% de su dieta, por lo que es necesario repoblar los bosques de este alimento.

«El mero hecho de restaurar el hábitat del panda les ha devuelto su espacio y les ha proporcionado alimento»  declaró a la BBC Craig Hilton-Taylor, director de la Lista Roja de la UICN.

«Los chinos han hecho un gran trabajo invirtiendo en los hábitats del panda, ampliando y creando nuevas reservas. Son un maravilloso ejemplo de lo que puede ocurrir cuando un gobierno se compromete con la conservación» declaró Ginette Hemley, vicepresidenta senior de conservación de la vida silvestre del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Sin embargo, este éxito podría ser efímero. Se prevé que el cambio climático acabe con más de un tercio del hábitat de bambú del panda en los próximos 80 años.

Por lo que es necesario seguir invirtiendo esfuerzos en revertir la situación actual y tomar medidas para frenar el cambio climático para que especies como esta sigan existiendo.

Fuente: El oso panda gigante deja de estar en peligro de extinción

Compartir

Adicionalmente, también puedes ver más publicaciones clasificadas entre Los Cinco Pilares:

Responsabilidad
Líder
Grupo
Actuación ética
Actuación eficiente

Suscríbete a nuestro Boletín