La biomasa se está convirtiendo en la nueva forma de generar energía eléctrica de una manera segura y respetando el medio ambiente.

¿Qué es la biomasa?

La Directiva (UE) 2018/2001 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2018, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables, define la biomasa como la fracción biodegradable de los productos, residuos y desechos de origen biológico procedentes de actividades agrarias, incluidas las sustancias de origen vegetal y de origen animal, de la silvicultura y de las industrias conexas, incluidas la pesca y la acuicultura, así como la fracción biodegradable de los residuos, incluidos los residuos industriales y municipales de origen biológico.

La biomasa es, por tanto, materia orgánica utilizada como fuente energética.

¿Cuáles son los tipos de biomasa?

De acuerdo a su origen, la biomasa se puede clasificar en tres tipos:

  • Natural: es aquella que procede de la naturaleza, sin intervención del ser humano, como las ramas o hojas de los árboles.
  • Residual: se trata de subproductos generados de la industria ganadera, agrícola, silvícola, agroalimentaria, de gestión de residuos o de la transformación de madera. Por ejemplo, los residuos animales de una fábrica cárnica.
  • De cultivos energéticos: son aquellos cultivos creados con el fin de producir biocombustibles. Dos ejemplos son los cultivos de remolacha y algunos cereales, estos producen oleaginosas y bioetanol, sustancias que son utilizadas en la elaboración del biodiesel.

¿Cómo se obtiene la energía biomasa?

La obtención de energía a partir de la biomasa puede realizarse por diversos métodos:

  • Método directo: a través de la combustión se genera una transformación física de la energía biomasa. Por ejemplo, la generación de calor con la quema de madera.
  • Fermentación alcohólica: gracias a la acción de levaduras, agua y azúcares se obtiene alcohol y dióxido de carbono. Ese alcohol será usado como combustible.
  • Transformación de ácidos grasos: por medio de la transformación de grasas animales y aceites vegetales, a través de técnicas complejas, se obtienen hidrocarburos similares al diésel
  • Descomposición anaeróbica: el proceso se produce en la biomasa cuando ciertas especies de bacterias anaeróbicas consumen la materia orgánica. Las bacterias generan gas metano como residuo de su metabolismo de esa materia.  Además, este sistema genera abonos para suelos como subproducto adicional.

Ventajas e inconvenientes de la biomasa

A continuación os detallamos algunas ventajas que conlleva el uso de esta energía:

  • Es una energía renovable, ya que proviene del sol.
  • Es una energía inagotable, ya que se genera como consecuencia de la actividad animal y vegetal.
  • No contamina como otras energías, ni en su proceso, ni en su expulsión.
  • Es mucho más barata que otros combustibles.
  • Sus emisiones de CO2 son neutrales.
  • Los sectores rurales tienen un beneficio directo ya que aprovechan los residuos finales generados en sus actividades. Además evita la erosión y degradación del suelo.
  • No emite contaminantes sulfurados o nitrogenados, como sí hacen otros combustibles.

Algunos inconvenientes puede ser:

  • La combustión se tiene que realizar a temperaturas superiores a 900 ºC. Además en ocasiones requiere la utilización de filtros especiales en el proceso de incineración para evitar que produzca sustancias tóxicas.
  • El biocombustible necesita una mayor cantidad para producir la misma energía que el combustible fósil.
  • Un mal uso de la biomasa puede promover la deforestación de los bosques y la destrucción de los hábitats naturales.
  • Se requieren grandes espacios para su almacenamiento y existen dificultades en el transporte.
  • La obtención de combustibles como el biogás o el biodiesel es un proceso relativamente complejo y un poco peligroso de manejar.
  • Al ser un recurso de uso reciente, las redes y canales de distribución aún no están muy desarrollados.

En definitiva, la biomasa es una muy buena opción para obtener energía ya que aporta un balance de CO2 favorable, siempre y cuando la obtención de la biomasa se realice de una forma renovable y sostenible.

Compartir

Adicionalmente, también puedes ver más publicaciones clasificadas entre Los Cinco Pilares:

Responsabilidad
Líder
Grupo
Actuación ética
Actuación eficiente

Suscríbete a nuestro Boletín